Es claro que el ciclismo colombiano está en auge en estos tiempos, pero no solo por la aparición estelar de Nairo Quintana en el pasado Tour de Francia. Ésta explosión del ciclismo colombiano se debe en gran medida a que hace pocos años la selección del país suramericano comenzó a correr el Giro Bio ,también llamado el Baby Giro, que es la versión amateur de la gran carrera italiana. Allí comenzaron a aparecer nombres como los de Cayetano Sarmiento(vencedor en 2009),Carlos Alberto Betancourt (vencedor en 2010), Edward Beltrán (segundo en 2010) o Winner Anacona (segundo en 2011) ; que eran muy jóvenes y dominaban las mejores pruebas del calendario amateur a nivel mundial, que eran precisamente las carrera italianas.
Pero aparte del calendario amateur, los sub -23 colombianos estaban apareciendo también en los mundiales Sub-23 con Fabio Duarte (vencedor en Varese 2008) o Betancur (segundo en Mendrisio 2009) A estos logros se suman los conseguidos en el prestigioso tour del porvenir, con la victoria de Quintana en 2010 siendo Jarlinson Pantano tercero, la victoria de esteban Chaves en 2011 o el segundo puesto de Juan Ernesto chamorro en 2012
Es por esto que no viene de sorpresa la explosión que está teniendo esta temporada ciclista el ciclismo colombiano, ya que venía pegando muy fuerte en las categorías inferiores con muchos ciclistas, y estaba claro que sería cuestión de tiempo verles entre los mejores del pelotón internacional. Esto es algo que creo que también va a pasar en el ciclismo español, como, por ejemplo, ha demostrado recientemente Rubén Fernández con su victoria en el tour del porvenir.
A partir de esta aparición de tanto talento colombiano todos los equipos Pro Tour quieren tener uno en su equipo. Y esto se debe también a que ésta nueva generación ha cambiado la visión que se tenía sobre los colombianos “a la vieja usanza”, que eran los típicos escaladores que solo iban bien para arriba. Es un cambio que ya se empezó a ver hace años con los destellos de Botero, Víctor Hugo peña o Leonardo Duque y que ahora pone en evidencia la calidad de los ciclistas, que llegan totalmente adaptados al ciclismo, ya no europeo sino internacional.
Por ejemplo. Carlos Betancur, quinto en el pasado Giro de Italia, no es tan puramente escalador, de la misma forma que no lo son Urán o Sergio Henao. Son corredores más completos, que saben lo que es disputar cronos (sin ir más lejos, el escalador puro Nairo Quintana acabo ganando la vuelta al País Vasco gracias a una buena contrareloj)y que, en definitiva y como ya he dicho, llegan totalmente adaptados a un ciclismo más internacional. En este sentido, se puede decir que la globalización que se ha buscado, se ha ganado.
En cuanto a los dos colombianos que dirijo actualmente en Lampre-Mérida, Anacona se puede decir que se adelantó a toda esta hornada de corredores que están actualmente pegando fuerte.
Llego a Italia y se dio a conocer gracias a una excelente contra reloj, lo que dejaba señales ya de lo que estaba por venir. El año pasado también dio síntomas de calidad en la vuelta a España (fue 8 en una etapa de alta montaña y 19 en la clasificación general final) pero su progresión se ha visto algo truncada por una grave lesión en el tobillo que le ha tenido parado durante mucho tiempo ésta temporada. Creo que tiene mucho potencial y mucho que ofrecer.
En cuanto a Serpa, lo tiene todo, incluida la experiencia internacional, ha demostrado varias veces que sabe empezar la temporada siempre disputando y siendo protagonista, dando un gran rendimiento en esa época del año. Ésta temporada se le ha intentado guardar para hacer el giro de Italia y el tour de Francia, que era su ilusión, pero, pese a hacerlo bien (27 en el Giro y 21 en el Tour) no le ha acompañado la suerte de la victoria, aunque el año que viene dará que hablar. Es un gran profesional, muy buena persona y muy buen compañero. Tanto que todos los compañeros le quieren como acompañante de habitación y, cómo no, de carrera.
Poco se puede decir tras este análisis que no sea que Colombia es actualmente una potencia emergente en el mundo del ciclismo, pero cuyos avisos ya nos venían anunciando la calidad que íbamos a ver estas temporadas.
No quiero despedirme sin agradecer a Angélica Camacho el apoyo y la pasión que le brinda a nuestro deporte, haciendo hincapié en la gran representación que hace en el mundo del ciclismo donde no solo es una magnifica embajadora sino una hermosa embajadora del ciclismo colombiano.

Sybarite
Leave a reply

Leave a Reply