Gay Talese padre del periodismo humano conocido como el Nuevo Periodismo, autor de un millar de  crónicas que describen aspectos de la vida cotidiana norteamericana, uno de los grandes periodistas de su generación y referente de las nuevas. Fue el invitado especial de la pasada  feria del libro 2013, en sus 25 años de historia.

Era un sábado lluvioso, el flujo de personas era abrumador y la paciencia para verlo entrar al auditorio se hacía cada vez más pequeña, la gente buscaba asiento en las primeras filas por que querían verlo de cerca, apreciar su sabiduría y sobre todo robarle una mirada. Para  muchos es su ídolo de infancia cuyas crónicas y reportajes fueron parte fundamental de su existencia, para otros un reportero que escribe buenos libros. Pero la emoción a nivel general era inmensa, comparable con la generada antes y durante el concierto en el estadio el campin de Bogotá, del ex Beatles e icónico cantante Paul McCartney. De hecho Gay Talese podría ser el McCartney del periodismo y en realidad  no sería una exageración porque es  considerado uno de los iconos de esta profesión.

La espera se hacía cada vez  más larga y exasperante pero valía la pena porque uno de los grandes periodistas que nos ha regalado este planeta se iba a presentar. La impaciencia se hacía sentir en las personas que se encontraban en el auditorio que iban de un lado a otro esperando su llegada. Unos buscando un traductor que entregaban  a la entrada del auditorio porque nuestro añorado escritor no habla español, y otros buscando un lugar para no perderse tan magno evento.

En la sala se podían ver  muchos ejemplares de su obra entre los que se destaca Retratos y Encuentros, Vida de un escritor, la Mujer de tu  Prójimo y esa maravillosa obra que describió en forma humana a un jefe de la mafia: Honraras a tu Padre.

Por fin, después de tanta espera  apareció en  el escenario, los aplausos y los gestos de emoción no se hicieron esperar, era una escena muy emocionante porque el público se rendía a sus pies.

Sus ochenta años y sus  acentuadas canas cuyo origen lo encontramos en el ejercicio de la   profesión a la cual le entregó muchos años de amor y maestría le daban un semblante serio y reservado. Según sus palabras su secreto a la hora de ser reportero es “sentir lo que escribes como si lo estuvieras viviendo”,  así logro todas sus historias incluso la que se considera una obra maestra del periodismo Frank Sinatra Esta Resfriado. Un reportaje que inmortalizo la figura de este actor y excelente cantante que en su tiempo fue toda una revolución para el periodismo de los años 60.

Lucía un exquisito traje con chaleco de color gris cortado a la medida, adornado con una corbata amarilla y un  sombrero del mismo color del traje, además de unos  zapatos perfectamente lustrados. No podría ser menos para el hijo de un sastre emigrado del sur de Italia quien vivía con lo necesario pero con sus hijos vistiendo impecablemente.

Mientras el periodista Luis Sarmiento lo presentaba, dirigió una mirada tímida al público, la cual buscaban constantemente los flashes de las cámaras que retrataban este histórico momento. Así se daba comienzo al conversatorio Vida de un Escritor.

Sus primeras palabras recordaban su infancia y especialmente a sus padres cuya presencia fue muy importante en su vida, tanto que en muchas de sus obras hace referencia a ellos, sobre todo en su autobiografía cuyo nombre le da vida al conversatorio.

Su padre un italiano que emigró en 1922  de la provincia de Catanzaro ejercía el noble trabajo de sastre, este fue el primero de los trabajos de Gay Talese que tiempo después sería la base de muchas de sus historias, lo ejercía con tal fascinación que quería dedicarse de lleno a la fina costura sobre todo porque le permitía observar a las personas que acudían al negocio de su madre de la cual era su ayudante, este ejercicio le abrió los ojos para dedicarse al periodismo

De este oficio quedaron aspectos que después se verían reflejados en su vida periodística, el primero de estos sería el trabajo duro y constante para lograr sobresalir, el segundo su aguda y fina observación que le regalaron al mundo grandes historias y el más importante porque define su carrera, la curiosidad por las historias cotidianas.

Este último aspecto fue el impulsor de crónicas como la de Frank Sinatra, que fue escrita con un  estilo muy original, que luego seria adoptado por otros grandes periodistas de la nueva narrativa norteamericana como Norman Mailer  o Tom Wolfe.

Gay Talese decía  “Me fui a tomar un whisky a un bar de florida, de repente lo vi con un semblante algo aburrido, como si le desagradara estar allí, se encontraba observando  una partida de billar mientras de fondo musical se podía escuchar una de sus canciones, tenía un semblante algo débil, creo que Frank Sinatra esta resfriado”. Esta es la escena con la que se encontró cuando estaba investigando para el reportaje y es la que le da inicio a esta obra de arte del periodismo. En ese momento Gay Talese entendió que pensar en escenas es una buena forma narrar historias.

Este estilo de  escritura  se conoce como el nuevo periodismo, que tiene como premisa principal  la figura del periodista  que se implica de manera profunda en la historia narrando los hechos desde su punto de vista, algo que Gay Talese haría con fina maestría.

Gay Talese vivió a través de sus historias, las cuales nacieron desde el momento en que trabaja en el negocio de sus padres, pasando luego por la universidad de Alabama donde se licencio como periodista y en la cual  vivió muchos casos de racismo que plasmo en sus primeros escritos, luego como el chico de la fotocopiadora del diario New York Times donde aprendería el oficio de redactor y escribiría sus primeras grandes historias muchas de ellas surgidas desde la cotidianidad y como una forma de ver y sentir la ciudad de New York, entrevistando desde un portero o un barrendero, hasta personajes como el boxeador Joe  Louis o el jefe de la mafia de New York Frank Costello. Más adelante estas historias darían origen al libro Fama y Oscuridad.

En 1965  forma parte de la Revista Esquire, una de las etapas más productivas  de toda su carrera, en la cual escribe su trabajo que lo haría reconocido internacionalmente, la  crónica Frank Sinatra Esta resfriado. Un hito del periodismo estadounidense, cuyo estilo único y evocador la hacen imprescindible.

Su carrera como escritor le daría sus mayores alegrías, ya que sus libros serán  los más vendidos, títulos como Honras a tu padre,  el cual vería la luz  después de tener muchos años de amistad con Bill Bonnano hijo del capo Joseph Bonnano, La Mujer de tu Prójimo que habla sobre la sexualidad un tema muy poco tratado por el periodismo y sobre todo La vida de un Escritor que narra su autobiografía lo harían un  personaje legendario.

Su experiencia en el New York Times la plasmó en el libro El reino y el Poder que  salió alrededor de 1972 y en el describía como funcionaba día a día el diario más influyente de los Estados Unidos.

Toda una vida de éxitos y experiencias valiosas se pudieron escuchar de la voz de Gay Talese que no dejaba de observar al público con curiosidad, ya que en la sala reinaba un silencio absoluto. De esos que solo Gay Talese con su sabia retórica podría lograr.

De repente su cara se  torna en un  semblante de preocupación, porque sabe que el tiempo se agota, lo cual hace que le pregunte al público “No están cansados  de tanta palabrería por mi me podría quedar ya que no tengo nada mejor que hacer”, a lo que el público responde emocionado “no, queremos más”.

La certeza del deber cumplido invade su alma dando por terminado el conversatorio, para luego comenzar a firmar los libros que sus fieles lectores compraron a la espera de obtener el recuerdo más preciado de este memorable día; su autógrafo.

 

 

 

 

 

 

Sybarite
Leave a reply

Leave a Reply