Entre los llamados mitos urbanos, quizá uno de los más populares es que el consumo de menta; sobre todo en combinación con el tabaco (cigarros mentolados), es causante de problemas de disfunción eréctil (el término “impotencia” ha caído en desuso por resultar ambiguo y desfavorable). Sin embargo, las opiniones al respecto son aun divididas.

En la herbolaria la menta es considerada un afrodisíaco natural, y en algunos casos, es incluso recomendada para ayudar en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Diversos estudios han encontrado que el consumo de sustancias como el tabaco puede generar disfunción eréctil, esto se debe a que favorece la acumulación de ateromas (placas de grasa) en la pared de los vasos sanguíneos que irrigan el pene y por tanto no se irriga con la suficiente sangre, además de que el rendimiento físico esta disminuido en los fumadores.

Como podrás ver en el caso de los cigarrillos mentolados es el cigarrillo en sí es lo que puede ocasionar la disfunción eréctil y no la menta.

No existe ningún estudio que demuestre específicamente que el tabaco mentolado puede producir impotencia o esterilidad en el hombre. Lo que sí puede ocurrir es que, si se aplica directamente en el pene un gel mentolado, como los que suelen utilizar para hacer vahos o ponerse debajo de la nariz para despejarla, se produzca una sensación de frescor, de frío, que dificulte la erección, pues se contraen los vasos sanguíneos.

Verdad o Mito?, lo dejamos a tu consideración.

Sybarite
Leave a reply

Leave a Reply