Los zapatos son parte esencial del atuendo de un hombre, tan importantes como su saco, camisa o corbata. En todo momento, ellos hablarán por ti. Revelarán tu personalidad, tus gustos, tu situación económica y fundamentalmente tu aseo y prolijidad. Si quieres dar una buena impresión- especialmente entre las mujeres- comienza por los pies, y presta mucha atención a tu calzado.

Zapatos delatores

Los zapatos son algo más que un accesorio de moda. Constituyen el detalle final de cualquier look, y son los que determinan si un hombre es elegante y tiene estilo. También marcan su manera de moverse y de caminar, y por lo tanto, dejan traslucir actitudes y comportamientos frente al mundo que lo rodea.

Por si fuera poco, las variantes de forma, color, volumen y textura que es posible encontrar hoy en el mundo de la marroquinería, convierten a los zapatos en un elemento estético, con valor en sí mismo. De esa manera, al elegir zapatos, el hombre también está revelando sus gustos y preferencias. Finalmente, la marca y el material empleado para la confección del calzado serán un indicio de su estatus o cuenta bancaria.

Pero, más allá de modas, poder adquisitivo o estilos personales, hay algunas consideraciones que deberás tener en cuenta si quieres que tus zapatos hablen bien de ti:

Prolijidad y pulcritud

Si tienes que presentarte a una entrevista laboral, o acudir a una primera cita con una chica, presta mucha atención a tus zapatos. No es necesario que compres los más caros, o gastes fortunas en marcas de renombre. Puedes llevar calzado sencillo y lograr la mejor impresión. Lo único que debes cuidar es que tus zapatos luzcan impecables. Fíjate si están sanos, y preocúpate de que estén limpios y lustrados.

Si tu calzado por más fino que éste sea, está destrozado o luce gastado, sucio o desprolijo, estarás dando una imagen de ti mismo desaliñada y poco confiable. Básicamente, zapatos limpios son sinónimo de una persona ordenada, detallista y responsable. Zapatos sucios o rotos delatan a un hombre desordenado, despistado, que no cuida sus pertenencias y sin una visión definida de lo que quiere para su vida.

Combinados y armónicos

No importa tu estilo de ropa, el trabajo que tengas o la forma de vida que lleves. Si quieres dar siempre una buena imagen, ten en cuenta combinar los zapatos con el resto de tu indumentaria.

A nadie se le ocurriría ponerse sandalias con un traje de vestir o lucir costosos zapatos de piel, cuando se está en una sudadera. Si bien el humor y la originalidad pueden ser virtudes a destacar, en el terreno de la elegancia y el estilo hay límites que no se pueden cruzar. Cualquier zapato – formal o informal, clásico o excéntrico- puede tener cabida y realzar el look de cualquier hombre, si es acompañado de una vestimenta acorde.

De todos modos, debes tener en cuenta que –aún con la combinación apropiada- el calzado seguirá hablando de tu personalidad:

Por ejemplo, si usas zapatos en punta y prefieres los de gamuza, seguramente serás un varón sensual, que gusta de los placeres de la vida.

La elección de hormas anchas y suelas de goma, suele ser reflejo de un hombre sólido y materialista.

En materia de colores, los tonos oscuros: básicamente, negro y café, denotan sobriedad y formalidad, en tanto los más claros son indicio de hombres sociables y poco rutinarios.

Si eres de los que prefieren siempre andar en zapatos deportivos o sandalias, seguramente serás un hombre relajado, divertido, y que le gusta viajar.

Buenas combinaciones

Si lo que quieres es dar un look clásico, los zapatos abotinados son los ideales para acompañar cualquier vestimenta formal. Para un clásico traje liso, nada mejor que zapatos negros, y si llevas un traje a rayas, puedes optar por botas cortas de cuero, mocasines lisos de vestir, o zapatos de cuero acordonados.

Para una cita de negocios, son también apropiados los mocasines con borlas, o con detalles de puntadas.

Si tu estilo es moderno, y llevas un traje de corte actual, quedarán muy bien las botas cortas de punta cuadrada.

Para eventos menos solemnes, o con ropa sport puedes optar por zapatos de gamuza o náuticos, y si quieres parecer informal, pero elegante, puedes utilizar mocasines con hebilla.

Sybarite
Leave a reply

Leave a Reply