Las mujeres también engañan.

Contrariamente a lo que puedas creer, no eres el centro del universo.  Las mujeres también engañan,  Pero se toman un respiro y después se calman, ya que no sucede a menudo. ¿Será que estás siendo engañado por tu mujer?

Mientras que la mayoría de nosotros no esperemos que esto suceda, estudios y encuestas han demostrado que  más de 1/3 de las mujeres estarían tentadas a engañarnos  si se les garantizara que su pareja nunca se enteraría.

No hay tal cosa como una relación perfecta, así que siempre hay una posibilidad de que ella te pueda estar engañando.  Ten en cuenta que los puntos aquí mencionados no son necesariamente  las únicas señales, es posible que haya muchas más.

También demuestran que algo en tu relación no va tan bien como debería ser. De cualquier manera, vamos a echar un vistazo a algunas señales que puedes percibir para determinar si estás siendo engañado.

Familiares.

Una forma sutil de preparar el terreno de la separación es cortar relaciones con la gente más cercana a ti, como tu familia y amigos. La razón por la que las mujeres hacen esto es por remordimiento. Básicamente, se siente culpable y sentirá menos dolor si ella no se encuentra inmersa en su vida familiar.

Comunicación.

Los días de la comunicación armoniosa desaparecen cuando una mujer decide no hacer otra cosa que darte cantaleta.

Básicamente, ella encontrará cualquier excusa para atacar y discutir contigo. La razón por la que una mujer va a hacer esto es para justificar su acción mediante la racionalización de que su relación  de todos modos no estaba funcionando. Esto Favorece a la eliminación de una gran parte de su culpabilidad. Así que si tu mujer comienza a señalarte cada error por más pequeño que sea,  esto podría ser una señal de que ella te ha sido infiel. 

El amigo misterioso.

Una señal reveladora de que una mujer es infiel es que tenga un amigo misterioso que lentamente hace un mayor impacto en su vida. Ya se trate de un compañero de trabajo o alguien con quien estudia,  ella puede mantenerlo en secreto, así como puede ser reacia a compartir información contigo acerca de él. Realmente hace falta ser un genio para darse cuenta de que algo fuera de lo normal está sucediendo aquí. 

Preguntas sencillas.

Cuando tu compañera comienza a evitar preguntas muy simples, esto podría ser una señal de que está ocultando algo. Si ella inmediatamente repite las preguntas que le haces antes de responder, esta es una señal de que ella está buscando como decir una mentira. Por la misma razón, ella puede llegar a estar muy a la defensiva cuando  le hagas preguntas  acerca de su paradero o planes futuros. 

Cambio en las prioridades.

Si una mujer está involucrada en el romance con otro hombre, ella definitivamente empezara a cambiar sus prioridades lejos de la tuya. De repente, ella no va a tener tiempo para verte y ella comenzará a tener reuniones más frecuentes de las  que solía tener. Además, si hay un cambio repentino en las fechas de los eventos particulares como ir al gimnasio, clases en la universidad o el horario de trabajo, muy probablemente lo esté haciendo para poder compartir con su nueva aventura. Básicamente,  todo lo que está diseñado para crear una distancia entre tú y ella podría ser un signo de infidelidad.

Ella sale más arreglada que de costumbre.

Una mujer que está engañando frecuentemente  busca lo mejor que tiene antes de salir de casa. La razón por la que hace esto es para deslumbrar e impresionar a su nueva aventura tanto como sea posible.  Recuerde siempre la  forma en que se vestía al  comienzo de su relación.

Se pondrá nuevas joyas, ropa, e incluso maquillaje.  Incluso lo hará para ir  a los lugares donde no hay realmente ninguna necesidad, como por ejemplo para  ir supuestamente de compras al supermercado.

Ella se hace más independiente.

Básicamente,  ella comenzará a cambiar su vocabulario de “nosotros” a frases como “mi “.  Sin embargo, lo que es más importante a tener en cuenta es que ella va a dejar de hablar contigo acerca de los planes futuros.

En resumen, ella comenzará a actuar de una manera que indica que ya no te necesita para realizar sus planes.  O simplemente creara más espacio para su “doble vida”. La razón por la que hace esto es porque no tiene  el valor para decirte que todo ha terminado y que quiere empezar de nuevo dándose otra oportunidad.

 Bajo deseo sexual.

Este es probablemente una de las señales más grandes y reveladoras de que una mujer  es infiel. En esencia, ella no va a estar interesada en tener sexo contigo. Y si ustedes tienen relaciones, sólo será cuando ella lo quiera. Otra razón por la  que ella tendrá un menor deseo sexual  se debe a que definitivamente no quiere seguir contigo y es muy probable que ella ya  haya participado en actividades sexuales con su nueva pareja.

Horarios Secretos.

Una mujer que no da información sobre su horario o ubicación es más que probable que oculta algo. Por ejemplo,  ¿no te cuenta donde esta cuando la llamas?, ¿Ella siempre “desaparece a causa de reuniones de la empresa”?

Si ella se ausenta una gran parte del tiempo y no dice a dónde va, o cuando va a volver entonces es muy probable que ella este viendo a alguien más. Como regla general, cuanto menos sepa acerca de su itinerario deberás estar más preocupado por dónde y con quien estará.

Te vuelves irrelevante.

¿Tienes una novia que regaña por cualquier cosa? ¿Qué tal una novia o esposa que ni siquiera sabe que existes? Si bien puede ser difícil de imaginar, esto les ocurre a muchos hombres. Ten en cuenta que esto puede suceder de inmediato o poco a poco. Una mujer que ya no está interesada en ti y se interesa por otro hombre se esforzara en actuar como si no existieras.

Conclusión

La mayoría de la gente que traiciona, no buscaba hacerlo. De hecho, la mayoría de los implicados no querían involucrarse con otra persona. La infidelidad por lo general comienza como una amistad, que es seguido por la intimidad, que termina como una cita.

Un número cada vez mayor de personas son infieles a sus parejas. No importa la extracción de clase social, la cultura o el nivel educacional, dadas ciertas condiciones, cualquiera puede caer en el juego de la aventura “prohibida”: a veces Eros flecha por la espalda.

Los consultorios de psicología están repletos de personas que creyéndose intocables terminaron involucradas en la más retorcidas aventuras o en relaciones de amantes especialmente complejas y difíciles de terminar. Los individuos que sostienen vidas paralelas, pareja/amante, suelen estar atrapados por un conflicto aparentemente irresoluble porque lo quieren todo: “No soy capaz de dejar mi amante, ni dejar mi pareja…”. Y mientras la indecisión se mantiene, la contradicción se agudiza. En lo más profundo de su ser.

Sybarite
Leave a reply

Leave a Reply